Si bien la mayoría de los refugiados son ucranianos, también hay polacos, uzbekos, bielorrusos, indios, nigerianos, marroquíes, afganos, paquistaníes, estadounidenses y rusos. Polonia es el país que más ha acogido.

El Alto Comisionado de Naciones Unidos para los Refugiados (ACNUR) informó durante este domingo (06.03.2022) que un total de 1.534.792 personas han huido de la guerra en Ucrania desde el pasado 24 de febrero, cuando Rusia invadió el país.

Las autoridades de la ONU esperan que el flujo aumente, ya que el ejército ruso parece concentrar sus ataques en las grandes ciudades ucranianas. De hecho, las autoridades estiman que hasta cuatro millones de personas podrían abandonar el país a causa del conflicto.

 “Más de 1,5 millones de refugiados de Ucrania han cruzado a los países vecinos en diez días. Esta es la crisis de refugiados de más rápido crecimiento en Europa desde la Segunda Guerra Mundial”, tuiteó el Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi.

Polonia, el país que más refugiados acoge 

Polonia es el país que ha acogido un mayor número de refugiados, la mayoría de ellos mujeres y niños, puesto que los hombres en edad de combatir no pueden abandonar el país.

Según los guardias fronterizos polacos, el número de refugiados que entró a ese país desde el 24 de febrero es de 885.303. El número de llegadas a Polonia alcanzó el sábado una cifra récord, con 129.000 en un solo día.

La mayoría de estos refugiados tienen la nacionalidad ucraniana, pero también hay polacos, uzbekos, bielorrusos, indios, nigerianos, marroquíes, afganos, paquistaníes, estadounidenses y rusos.

En Polonia, donde ya vivían 1,5 millones de ucranianos antes de la ofensiva rusa, la gente se organiza en las redes sociales para recaudar dinero y medicamentos y también ofrecen viviendas, comida, trabajo o transportes gratuitos a los refugiados.

Otros países vecinos también reciben refugiados

Hungría acogió a 169.053 refugiados, según ACNUR, un 11% del total y 12.000 más respecto al sábado. El país cuenta con cinco puestos fronterizos con Ucrania y varias ciudades limítrofes, como Zahony, pusieron a disposición edificios públicos para alojar a ucranianos.

En tanto, unos 113.967 residentes huyeron a Eslovaquia por la guerra y cerca de 12.450 refugiados cruzaron el sábado la frontera entre Ucrania y Eslovaquia. Un total de 84.067 refugiados llegaron a territorio moldavo hasta el domingo, según ACNUR, aunque las autoridades del país elevan esta cifra a más de 120.000.

ACNUR contabilizó unos 71.640 refugiados procedentes de Ucrania en Rumania, donde se han instalado dos campos, uno en Sighetul y otro en Siret. En tanto, la agencia indicó que 53.300 personas cruzaron la frontera con Rusia, la más extensa que tiene Ucrania.

La agencia de la ONU también precisó que 157.056 personas, un 10% del total, se refugiaron en otros países europeos, más alejados de las fronteras de Ucrania.

Extraído:

DW

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.